El Sorprendente Hombre Araña.

julio 12, 2012

Si usted me pregunta: ¿Cual película te gustó más, Spiderman (2002) o Amazing Spiderman (2012)? Usted me estaría obligando a responder: “Sigo esperando que la industria del cine haga una película extraordinaria sobre el Araña.”

Y es qué; la primera nunca me convenció. Es más, tengo que confesar que no tuve prisa por verla, fui cinco o seis semanas después del estreno. No me gustan la telaraña orgánica, el Duende Verde, Harry Osborn. Mary Jane le queda gigante a Kristen Dunst. Me gusta el tío Ben, la tía May, J Jonah Jameson. Me gustó mucho que respetaran (por lo menos) el origen del disfraz, la función de lucha libre, el robo del dinero, el asesinato del tío Ben.

Toby Maguire como Peter Parker, no.

La secuela, Spiderman 2 en mi nunca humilde opinión es mucho mejor que la primera. La tres un desastre.

   

La emoción que sentí cuando se habló hace un par de años de recomenzar la historia por que Raimi no tendría lista una cuarta parte para el verano del 2012 permaneció cuando me enteré quien sería el actor principal y que rescatarían la parte “ñoña-científica” del personaje.

Exclame: “¡Chingón!” cuando supe del Lagarto; casi me infarto al saber que los padres de Peter (como científicos no como espías) se harían presentes. Sigo pensando que Emma Stone nació para ser Gwen Stacy (¡¡¡Chiquitita!!!), seguí de cerca muchos de los detalles, bueno; la idea de los disparadores de telaraña hechos en casa me volvía casi loco. Estaba seguro; sería una excelente película para volver a empezar.

¿Cual es el problema con Amazing Spiderman?

Éste no es “el Peter Parker” (de perfil bajo en la escuela), ese no es el Doctor Connors, Sally Field es la mamá de Forest Gump no la tía May, así no muere el tío Ben, así no decide el joven Parker convertirse en Spiderman (entiendo qué, al ser un nuevo comienzo no podría ser como la película anterior, es decir, de la forma original).

¡Carajo! dejen que use un poco más la máscara, ya sabemos que Andrew Garfield está debajo de ella. Entre que busca en Google y decide los colores del disfraz de plano salí por un Cornetto a la dulcería. Continúo: ¿El Lagarto en CGI o en hule o en ambos? Lo mejor: Gwen Stacy, las escenas de pelea y el cameo de Stan Lee. ¿Y los papás, que pasó con los papás de Peter?

Por favor si usted opina diferente esta en libertad de compartir sus comentarios. Se lo agradeceré.

Y si, ya sé que por eso usted no me pregunta.

Anuncios

Las únicas izquierdas y derechas que nos sacarían del problema serían nuestras dos manos chambeando.

marzo 31, 2012

Mire nada más esta chulada:

LUZ VICTORIA Y MARÍA ELISA:

Ya es 2030. El plazo se ha cumplido. Ahora que tienen 28 y 26 años les quiero contar por qué hace tres sexenios anulé mi voto cuando voté por primera vez estando fuera de México para elegir a un Presidente de la República.

Mi decisión (y la de miles de Mexicanos) no cambió el rumbo ni los resultados de la elección presidencial de ese año. México siguió su curso político en el corto y mediano plazo, que es normalmente la distancia visceral y miope que históricamente estamos acostumbrados a ver para tomar decisiones como nación y como sociedad. Hubo gente que criticó duramente a quienes anulamos el voto en 2012, porque en su respetable visión, terminamos ‘ayudando’ a un partido y no a otro. Fuimos considerados anarquistas de sofá que a pesar de habernos levantado a votar por nadie, ‘conseguimos nada’, se dijo que solo hicimos ‘el ridículo’ y ayudamos a que ‘las cosas siguieran igual’.

Recuerdo incluso que se hablaba de que había que votar por el ‘menos malo’ o por el candidato que nos convenciera ‘más que los otros dos’. Nos criticaron por no ‘conocer’ a fondo sus propuestas, sus resultados en puestos anteriores, su estrategia o su estructura. Nos atacaron por no ‘ver’ que esos individuos no gobernarían solos y que había que votar por un ‘proyecto de gobierno’ que incorporaba en la decisión del voto a potenciales secretraios de estado y no únicamente a esos tres personajes grises y risibles (y que encarnaban cada quien en su estilo la tragicomedia política que vivía México en ese entonces) que contendían por la Presidencia. 

El punto es que pocos sabían que lo que se definió en 2012 con esa histórica anulación fue la elección de hace 6 años, la del 2024 y mucho de por qué hoy México no sólo ha acelerado el camino para ser una potencia económica mundial en 2050 sino una de las democracias más balanceadas del mundo, se debe a que fue una de las primeras veces que los ciudadanos nos dimos cuenta que las únicas izquierdas y derechas que nos sacarían del problema serían nuestras dos manos chambeando.

La anulación del voto en 2012 tuvo solo unas semanas de atención mediática (sobre todo internacional) que si bien no duraron mucho en medios sí se incrustaron en la conciencia colectiva ciudadana de quienes anularon y quienes estaban dudosos en anular o no. La anulación marcó a México desde lo civil hacia lo civil, no desde lo civil hacia lo político.

Pocos alcanzaron a ver que los que anulamos el voto en 2012, fundaríamos la base para que la clase política renovada y responsable que se ha ido haciendo presente en todos los partidos durante los últimos 5 años, se diera cuenta entonces que los ciudadanos se fueron convirtiendo por muchas razones en una fuerza política real cuyo silencio, cuya protesta y cuya acción fue poco a poco tomada más en cuenta. Muchas de las protestas y movimientos de hace casi quince años se desprendieron de aquel hartazgo ciudadano que se asomaba a todos niveles de la sociedad mexicana.

En 2012, aunque no lo crean, no había clase política en México. Muy pocos políticos (diputados, senadores, gobernantes) eran realmente representantes del interés ciudadano. La clase política mexicana había perdido todo el respeto del pueblo y de la comunidad internacional. Habíamos llegado a un climax de pestilencia generalizada que comenzó una de muchas limpias con esa anulación que insisto, no cambió cursos electorales, pero sí le dio un mensaje claro y concreto a la fuerza ciudadana para darse cuenta que podía mover piezas de las estructuras políticas cada vez más grandes. Para el 2024 ya no eran los partidos sino los ciudadanos quienes movían las piezas clave de la política en México. Doce años antes eso era inconcebible.

La foto de arriba es de Luz Victoria en la playa de Tuxpan, pero me recuerda a ustedes dos. A su fuerza y a su carácter desde que eran niñas, caminando hacia algo que no se alcanza a ver en la foto, pero que parece que tuvieran claro al caminar con esa determinación. Quiero que sepan que así fui a votar en 2012 y así anulé mi voto. Con la visión puesta en que México podía tener la chingonería de sistema político que ahora tiene, dos sexenios después de que apestaba.

Así de importante es tener una visión de largo plazo. No se les olvide, gane quien gane en la elección de 2030. Voten con el 2050 a la vista y construirán un México mejor.

—-

Vengo del futuro, y me encontré esta carta.”

Mario Valle (@bilbeny), cuando sea grande quiero ser como usted.

Tomado de su edición original en: http://aynoma.me/


Mi disfraz de galleta Oreo

marzo 6, 2012

Un día a mi esposa y a mí nos invitaron a una fiesta de disfraces, le encargue rentar un par de ellos.

Por la noche, cuando llegué del trabajo, encontré en la cama un disfraz de Superman. Gritando le dije a mí Brujer: ¿Qué es esto? ¿Cuándo has visto a un Superman negro? Ve y cámbialo por algo mejor.

Mi brujer molesta fue a la tienda y lo cambió. Al llegar vi en la cama un disfraz de Batman volví a gritar: Estás loca ¿Cuándo has visto a un Batman negro? Ve y cámbialo por algo mejor.

Mi brujer que ya estaba hasta la madre devuelve el disfraz y compra varias cosas.

En la cama me dejó tres botones blancos grandes, un cinturón blanco grueso y un palo de madera.

Cuando llegué y encontré esos objetos en la cama le pregunté: ¿Qué es esto? Ella contestó: Es para que elijas tu disfraz: si te quitas la ropa y te pegas los botones, vas como ficha de dominó.

Si no te gusta, entonces te quitas los botones y te pones el cinturón blanco y vas de galleta Oreo.

Si tampoco te gusta, te metes el palo por la cola y vas de…Paleta Payaso.

(JUAR JUAR JUAR!!!)


“No alcahuetees a ninguno de estos sinvergüenzas con tu voto.”

noviembre 28, 2011

En su gustadísima sección Citas Memorables (no confundir con la popular “cena a la orilla del mar con la persona especial” PFFF!!!)

“No votes. No te dejes engañar por los bribones de la democracia, y recuerda siempre que: que no hay servidores públicos sino aprovechadores públicos. Escoger al malo para evitar al peor es inmoral. No alcahuetees a ninguno de estos sinvergüenzas con tu voto. Que el que llegue llegue respaldado por el viento y por el voto de su madre. Y si por la falta de tu voto, porque el día de las elecciones no saliste a votar un tirano se apodera de tu país, ¡mátalo!”. Fernando Vallejo, al recibir el Premio de la FIL en Guadalajara, Jalisco.

imagen tomada de: cromos.com.co

artículo original: http://www.elarsenal.net/2011/11/28/viva-la-cargada/

junio 22, 2011

He andado muy holgazán y casi no escribo pero, recibí una invitación la cual quiero compartir con ustedes.

CURSO DE VERANO PARA NIÑ@S Y JÓVENES GREENPEACE

Salvemos los bosques

¡Prepárate para divertirte en grande y vivir unas vacaciones de verano diferentes con el sello y el estilo Greenpeace!

En la lucha por un planeta más limpio y verde tú eres una parte muy importante, por eso queremos invitarte a pasar y compartir parte de tus vacaciones de verano  en el curso “Salvemos a los bosques”, que organiza Greenpeace. Junt@s vamos a aprender jugando con nuevas herramientas para seguir cuidando, conociendo y queriendo a nuestros  bosques.

El curso está diseñado para chav@s de 8 a 14 años y tendrá una duración de dos semanas por cada grupo de diferentes edades.

  • El primero, para niñ@s de 8 a 11 años se llevará a cabo del 11 al 22 de julio.
  • El segundo,  para jóvenes de 12 a 14 años es del 25 de julio al 5 de agosto.

Te esperamos en nuestro curso de verano donde a través de juegos, manualidades, asambleas y excursiones, vas a divertirte y conocer much@s amig@s preocupados con tú por el medio ambiente y por nuestros bosques.

Lugar:
Escuela Primaria “Taller María Montessori”, ubicada en Rancho el Vergel no. 54, Col. Prado Coapa, Delegación Tlalpan.

Horario:
8:30 a 14:30 hrs

Algunas de las actividades que realizaremos son:

  • Visita al centro ecoturístico de San Nicolás Totolapan
  • Recorrido y visita guiada a las salas de biodiversidad y reciclaje del museo de ciencias UNIVERSUM (de 8 a 11 años).
  • Visita a la chinampa “Tlicuilli” en Xochimilco.
  • Convivir con el personal que colabora en Greenpeace y conocer mucho más de nuestra organización.
  • Cocina solar.
  • Manejo de ecotécnias.
  • Juegos y manualidades.
  • Talleres de reciclado, batik y agricultura urbana.

Costo de recuperación:
$ 1800.00 por persona.

¿Qué incluye?
Transporte, excursiones y recorridos, playera, materiales para el taller y un recuerdo que se llevarán de Greenpeace.

Límite de inscripción:

Primer grupo: 4 de julio

Segundo grupo: 11 de julio

Cupo limitado a 50 niños por grupo.

¡Inscríbete ya! Comunícate al 5687-9595 ext. 228, en horario de 09:00 a 14:00 y de 15:00 a 17:00, con Mónica Zepeda, quien con mucho gusto  te proporcionará toda la información para realizar tu inscripción.

Coordinación de niñ@s y jóvenes de Greenpeace

Brenda Suárez Álvarez
Estrella Quiroz Estrada


Fundación Cosechando Estrellas.

mayo 25, 2011

La Fundación Cosechando Estrellas, quiere escoger a un(a) alumno(a) que actualmente curse la preparatoria, para participar en un proyecto que busca promover jóvenes talentos interesados en la ciencia o en la tecnología.

Tiene que cumplir ciertos requisitos, que a continuación se detallan, y en caso de ser ganador, se le invitará a que realice un viaje a finales de julio de este año a la ciudad de Houston en un campamento con jóvenes de otras partes del mundo, para que visite las instalaciones de la NASA y la Universidad de Houston, donde tendrá pláticas con expertos sobre diferentes temas científicos y tecnológicos.

Los viáticos (traslado, alimentos y hospedaje) correrán a cargo de la Fundación Cosechando Estrellas.

De estar interesado, se necesita que del miércoles 25 de mayo envíen por mail:

La descripción de un proyecto de ciencias o tecnología en el que estén trabajando o que hayan realizado (2 cuartillas en Word) y muestre su interés en estas materias para su desarrollo profesional.

Carta que explique los logros académicos.

Visa (enviar copia por mail, o documento que diga que está en trámite y que estará lista antes del viaje).

Pasaporte (enviar copia por mail).

Carta de autorización firmada por el padre, madre o tutor.

Inglés básico (carta que informe que tiene capacidad de comprender el idioma).

Una vez recibida esta documentación se agendará una entrevista personal con el Dr. José Hernández, Astronauta Mexicano, que será el viernes 27 de mayo en la Ciudad de México (el traslado para la entrevista, correrá a cargo de los interesados).

A partir de esta entrevista, se hará la selección de dos jóvenes que representarán a México en este viaje.

Información aquí!


Estamos hasta la madre… (Carta abierta a los políticos y a los criminales)

abril 5, 2011

Javier Sicilia

domingo, abril 03, 2011

El brutal asesinato de mi hijo Juan Francisco, de Julio César Romero Jaime, de Luis Antonio Romero Jaime y de Gabriel Anejo Escalera, se suma a los de tantos otros muchachos y muchachas que han sido igualmente asesinados a lo largo y ancho del país a causa no sólo de la guerra desatada por el gobierno de Calderón contra el crimen organizado, sino del pudrimiento del corazón que se ha apoderado de la mal llamada clase política y de la clase criminal, que ha roto sus códigos de honor.

No quiero, en esta carta, hablarles de las virtudes de mi hijo, que eran inmensas, ni de las de los otros muchachos que vi florecer a su lado, estudiando, jugando, amando, creciendo, para servir, como tantos otros muchachos, a este país que ustedes han desgarrado. Hablar de ello no serviría más que para conmover lo que ya de por sí conmueve el corazón de la ciudadanía hasta la indignación. No quiero tampoco hablar del dolor de mi familia y de la familia de cada uno de los muchachos destruidos. Para ese dolor no hay palabras –sólo la poesía puede acercarse un poco a él, y ustedes no saben de poesía–. Lo que hoy quiero decirles desde esas vidas mutiladas, desde ese dolor que carece de nombre porque es fruto de lo que no pertenece a la naturaleza –la muerte de un hijo es siempre antinatural y por ello carece de nombre: entonces no se es huérfano ni viudo, se es simple y dolorosamente nada–, desde esas vidas mutiladas, repito, desde ese sufrimiento, desde la indignación que esas muertes han provocado, es simplemente que estamos hasta la madre.
Estamos hasta la madre de ustedes, políticos –y cuando digo políticos no me refiero a ninguno en particular, sino a una buena parte de ustedes, incluyendo a quienes componen los partidos–, porque en sus luchas por el poder han desgarrado el tejido de la nación, porque en medio de esta guerra mal planteada, mal hecha, mal dirigida, de esta guerra que ha puesto al país en estado de emergencia, han sido incapaces –a causa de sus mezquindades, de sus pugnas, de su miserable grilla, de su lucha por el poder– de crear los consensos que la nación necesita para encontrar la unidad sin la cual este país no tendrá salida; estamos hasta la madre, porque la corrupción de las instituciones judiciales genera la complicidad con el crimen y la impunidad para cometerlo; porque, en medio de esa corrupción que muestra el fracaso del Estado, cada ciudadano de este país ha sido reducido a lo que el filósofo Giorgio Agamben llamó, con palabra griega, zoe: la vida no protegida, la vida de un animal, de un ser que puede ser violentado, secuestrado, vejado y asesinado impunemente; estamos hasta la madre porque sólo tienen imaginación para la violencia, para las armas, para el insulto y, con ello, un profundo desprecio por la educación, la cultura y las oportunidades de trabajo honrado y bueno, que es lo que hace a las buenas naciones; estamos hasta la madre porque esa corta imaginación está permitiendo que nuestros muchachos, nuestros hijos, no sólo sean asesinados sino, después, criminalizados, vueltos falsamente culpables para satisfacer el ánimo de esa imaginación; estamos hasta la madre porque otra parte de nuestros muchachos, a causa de la ausencia de un buen plan de gobierno, no tienen oportunidades para educarse, para encontrar un trabajo digno y, arrojados a las periferias, son posibles reclutas para el crimen organizado y la violencia; estamos hasta la madre porque a causa de todo ello la ciudadanía ha perdido confianza en sus gobernantes, en sus policías, en su Ejército, y tiene miedo y dolor; estamos hasta la madre porque lo único que les importa, además de un poder impotente que sólo sirve para administrar la desgracia, es el dinero, el fomento de la competencia, de su pinche “competitividad” y del consumo desmesurado, que son otros nombres de la violencia.
De ustedes, criminales, estamos hasta la madre, de su violencia, de su pérdida de honorabilidad, de su crueldad, de su sinsentido.
Antiguamente ustedes tenían códigos de honor. No eran tan crueles en sus ajustes de cuentas y no tocaban ni a los ciudadanos ni a sus familias. Ahora ya no distinguen. Su violencia ya no puede ser nombrada porque ni siquiera, como el dolor y el sufrimiento que provocan, tiene un nombre y un sentido. Han perdido incluso la dignidad para matar. Se han vuelto cobardes como los miserables Sonderkommandos nazis que asesinaban sin ningún sentido de lo humano a niños, muchachos, muchachas, mujeres, hombres y ancianos, es decir, inocentes. Estamos hasta la madre porque su violencia se ha vuelto infrahumana, no animal –los animales no hacen lo que ustedes hacen–, sino subhumana, demoniaca, imbécil. Estamos hasta la madre porque en su afán de poder y de enriquecimiento humillan a nuestros hijos y los destrozan y producen miedo y espanto.
Ustedes, “señores” políticos, y ustedes, “señores” criminales –lo entrecomillo porque ese epíteto se otorga sólo a la gente honorable–, están con sus omisiones, sus pleitos y sus actos envileciendo a la nación. La muerte de mi hijo Juan Francisco ha levantado la solidaridad y el grito de indignación –que mi familia y yo agradecemos desde el fondo de nuestros corazones– de la ciudadanía y de los medios. Esa indignación vuelve de nuevo a poner ante nuestros oídos esa acertadísima frase que Martí dirigió a los gobernantes: “Si no pueden, renuncien”. Al volverla a poner ante nuestros oídos –después de los miles de cadáveres anónimos y no anónimos que llevamos a nuestras espaldas, es decir, de tantos inocentes asesinados y envilecidos–, esa frase debe ir acompañada de grandes movilizaciones ciudadanas que los obliguen, en estos momentos de emergencia nacional, a unirse para crear una agenda que unifique a la nación y cree un estado de gobernabilidad real. Las redes ciudadanas de Morelos están convocando a una marcha nacional el miércoles 6 de abril que saldrá a las 5:00 PM del monumento de la Paloma de la Paz para llegar hasta el Palacio de Gobierno, exigiendo justicia y paz. Si los ciudadanos no nos unimos a ella y la reproducimos constantemente en todas las ciudades, en todos los municipios o delegaciones del país, si no somos capaces de eso para obligarlos a ustedes, “señores” políticos, a gobernar con justicia y dignidad, y a ustedes, “señores” criminales, a retornar a sus códigos de honor y a limitar su salvajismo, la espiral de violencia que han generando nos llevará a un camino de horror sin retorno. Si ustedes, “señores” políticos, no gobiernan bien y no toman en serio que vivimos un estado de emergencia nacional que requiere su unidad, y ustedes, “señores” criminales, no limitan sus acciones, terminarán por triunfar y tener el poder, pero gobernarán o reinarán sobre un montón de osarios y de seres amedrentados y destruidos en su alma. Un sueño que ninguno de nosotros les envidia.
No hay vida, escribía Albert Camus, sin persuasión y sin paz, y la historia del México de hoy sólo conoce la intimidación, el sufrimiento, la desconfianza y el temor de que un día otro hijo o hija de alguna otra familia sea envilecido y masacrado, sólo conoce que lo que ustedes nos piden es que la muerte, como ya está sucediendo hoy, se convierta en un asunto de estadística y de administración al que todos debemos acostumbrarnos.
Porque no queremos eso, el próximo miércoles saldremos a la calle; porque no queremos un muchacho más, un hijo nuestro, asesinado, las redes ciudadanas de Morelos están convocando a una unidad nacional ciudadana que debemos mantener viva para romper el miedo y el aislamiento que la incapacidad de ustedes, “señores” políticos, y la crueldad de ustedes, “señores” criminales, nos quieren meter en el cuerpo y en el alma.
Recuerdo, en este sentido, unos versos de Bertolt Brecht cuando el horror del nazismo, es decir, el horror de la instalación del crimen en la vida cotidiana de una nación, se anunciaba: “Un día vinieron por los negros y no dije nada; otro día vinieron por los judíos y no dije nada; un día llegaron por mí (o por un hijo mío) y no tuve nada que decir”. Hoy, después de tantos crímenes soportados, cuando el cuerpo destrozado de mi hijo y de sus amigos ha hecho movilizarse de nuevo a la ciudadanía y a los medios, debemos hablar con nuestros cuerpos, con nuestro caminar, con nuestro grito de indignación para que los versos de Brecht no se hagan una realidad en nuestro país.
Además opino que hay que devolverle la dignidad a esta nación.
Y usted estimado lector. ¿Que opina?